Contáctenos |
 
Comunicación y Opinión Pública
Pablo García Arabéhéty, en Página12
Versión para imprimir
Oportunidad para innovar
15/09/2012 | La reciente anulación del concurso público para licitar una parte del radioespectro destinado a comunicaciones celulares abre un espacio para la innovación en la gestión de la infraestructura básica. Arsat, la compañía estatal señalada para hacer uso de estas frecuencias, puede optar por una variedad de diferentes modelos para su explotación. Innovar en el modelo de gestión puede traer grandes beneficios en forma de incrementos en la eficiencia y la calidad del servicio, así como en la reducción de los costos de universalización del servicio en zonas rurales y de los plazos de salida al mercado.

Los objetivos que han sido planteados como prioritarios para una participación más activa del Estado en el mercado de comunicaciones celulares son estimular la competencia y permitir el ingreso de nuevos jugadores. En este sentido, la incursión estatal debería ser suplementaria a los cuatro jugadores ya existentes en el mercado (Nextel, Movistar, Personal y Claro), así como reducir las altas barreras de entrada al mercado.

La magnitud de la inversión a realizar es otra de las definiciones fundamentales, ya que de ella se desprendería el alcance de la iniciativa, (mayorista/minorista o ambas), y las características que harían adecuados a potenciales socios. Estas son seguramente algunas de las ecuaciones que hoy pasan por la cabeza de los directivos de Arsat y del Ministerio de Planificación Federal.

Las declaraciones acerca de que Arsat no saldrá al mercado por su cuenta sino con socios en varios niveles dejan entrever que la estrategia consiste en reducir los plazos de salida al mercado y los requerimientos de capital. En este contexto, sería una opción razonable poner el foco en el mercado mayorista, por lo menos en una primera etapa, para concentrar los esfuerzos en aumentar la capacidad agregada de la red celular con la consecuente mejora en la calidad del servicio.

Se podrían dedicar entonces algunas líneas a imaginar qué forma podría tener un modelo de gestión innovador de esta porción de radioespectro en cuestión bajo tres ideas rectoras: estimular la competencia, balancear el peso de la inversión sobre las espaldas estatales y las privadas y reducir los plazos de salida al mercado.

En el último congreso de AEDA presentamos un modelo de gestión de infraestructura básica entre grupos pequeños de socios (estatales o privados), que apunta a proveer mayor eficiencia en el manejo mayorista de las redes celulares que la típica explotación en manos privadas. Desde esta perspectiva, la superposición de inversiones (torres y antenas, por ejemplo) que produce la competencia entre privados se torna en una fuente de ineficiencia cuando las consideraciones estratégicas de los actores les impiden compartir esos activos en pie de igualdad.

El principal aporte del modelo radica en delinear las condiciones de gobierno económico y competencia necesarias para que sea el precio de los servicios mayoristas ofrecidos, y no la rentabilidad, el indicador fundamental de eficiencia económica para los diferentes socios que comparten los activos de la red. Es decir, si los socios (estatales y/o privados) son al mismo tiempo usuarios de sus propios servicios mayoristas van a preferir guiar su compañía por medio de la minimización de los costos en vez de la maximización de las ganancias.

Tomando este modelo como referencia sería posible imaginar una compañía donde Arsat aporte las bandas 3G y un socio aporte una buena parte de la inversión para desarrollar la infraestructura de la red. Esta sociedad podría proveer servicios mayoristas a sus dos socios fundadores, así como a nuevos entrantes al mercado. Todos compartirían la red pero seguirían siendo competidores en el mercado minorista.

La gestión del radioespectro en esta línea aumentaría la cantidad de operadores móviles a por lo menos cinco o seis jugadores, y presumiblemente multiplicaría los modelos de operador virtual como es el caso de la federación cooperativa Fecosur con la marca Nuestro. En resumen, esta forma de explotación compartida de la red podría ser más eficiente que la de sus competidores privados y reducir los plazos de lanzamiento del servicio, así como reducir las barreras de entrada al mercado y los costos de la cobertura en zonas rurales.

Pero es sólo un ejemplo de modelo de gestión innovador entre varios posibles. El desafío en la gestión de esta valiosa porción de radioespectro es no repetir viejos modelos del pasado. La clave para una innovación exitosa en la gestión de lo público radica en nutrir a la política con nuevas ideas que no sucumban a la dicotomía entre lo estatal y lo privado, sino que trabajen en los pliegues entre los dos campos.

* Consultor especializado en temas de tecnología e innovación.
Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-203550-2012-09-17.html

Comentarios | Ver Comentarios (1) Deje su comentario

sqgXaoGvbvfC (12/01/2013 | 02:18 hs)
Hola Arthur, vamos a ir dentro de un mes al Mont Blanc, vamos en avion a Ginebra y en tren a Chamonix. Mi prtungea es, bfexiste algfan sitio en la zona donde hayan taquillas o algo parecido a guardaropa?, pues no vamos en coche, y la ropa que llevamos de viaje, la queremos dejar en algfan sitio. bfnos puedes ayudar?Gracias.Carlos Barrachina.

Deje su comentario
Nombre
Email

Mensaje
Verificación
Escriba el codigo en el campo de la derecha
 
Buscar en el sitio  

Qué? Hacer para el Desarrollo
Año 2 - Número 2 - Primavera de 2012
Boletín de noticias  
Reciba en su correo las últimas
novedades de SID Baires.