Contáctenos |
 
Comunicación y Opinión Pública
Marcelo J. García, en Buenos Aires Herald
Versión para imprimir
Adecuado
16/11/2012 | (Traducción de Ximena Schinca)
Quizá el nombramiento de Martín Sabbatella al frente de la AFSCA, el organismo encargado de aplicar la Ley de Medios Audiovisuales, sea la decisión política más inteligente que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner haya tomado durante un controvertido primer año de su segundo período de gobierno.


En la guerra con el Grupo Clarín, esta semana, Sabbatella demostró ser una buena elección de la Presidenta para continuar la batalla hasta el final. En conferencia de prensa, el titular de la AFSCA explicó con lujo de detalles lo que el Gobierno planea para el 7 de diciembre (alias 7D). Desde su nombramiento el 1 de octubre, Sabbatella repite que asumió “simplemente para hacer cumplir la ley” que fue aprobada por el Congreso en 2009. Y el miércoles 14 de noviembre, describió abiertamente el modo de aplicación que llevará adelante desde su gestión y reveló información sobre el cuadro de situación de los medios de comunicación en Argentina.

Aprobada al calor del conflicto político entre el Gobierno, el Grupo Clarín y otros medios de gran audiencia, la Ley de Medios incorpora estrictas normas antimonopolio y exige a los medios del mercado adecuarse a ellas rápido. Según un fallo de la Corte Suprema de Justicia, una medida cautelar interpuesta por el Grupo Clarín que permitió suspender la cláusula antimonopolio deja de tener efecto después del 7 de diciembre. El Gobierno promociona el 7D como un mojón inexpugnable, un punto sin retorno en su política de medios.

"El objetivo de la ley es que no haya gigantes toma todo", comenzó Sabbatella.

Sólo hay un verdadero gigante en el sector de los medios de comunicación privados; sin embargo, Sabbatella no cayó en la tentación de concentrarse únicamente en el Grupo Clarín. Brindó la información reunida por la AFSCA sobre todos los medios de comunicación que serán presa de la cacería antimonopolio, y sostuvo que todos ellos tienen hasta el 7 de diciembre para presentar su plan de adecuación voluntaria. Si no lo hacen, la AFSCA tomará las riendas del proceso para hacerlo por ellos. A gran distancia de sus competidores, Clarín encabezó la lista, especialmente en lo que respecta a su principal fuente de ingresos: Cablevisión, la empresa distribuidora de televisión por cable. Los críticos han señalado que el plan de Sabbatella omite el tratamiento de Telefónica, la compañía española de telefonía cuya propiedad de canales de TV es incompatible con la ley. No obstante, la presentación y conferencia de prensa que duró una hora y media fue (hasta el momento) lo mejor que el Gobierno ha hecho para dar a su política de medios un sabor a política de Estado.

El mejor escenario para Sabbatella sería el acatamiento voluntario por parte de todos, pero es poco probable que suceda. "Todos los grupos de medios, menos uno, ya han expresado su compromiso con el cumplimiento de la ley", dijo. No hubo necesidad de nombrar al diferente. Aunque el Grupo Clarín decidiera presentar un plan de adecuación, aún quedaría lugar para una batalla legal sobre la letra chica. Como dijo el experto Martín Becerra, la aplicación de la Ley de Medios podría pasar de una guerra política a una guerra de guerrillas legal.

Sabbatella cuenta con numerosas ventajas de las que carecen muchos funcionarios de alta jerarquía en el Gobierno. Su carrera política se construyó sobre una reputación anti-corrupción, que ganó después de eliminar a las mafias organizadas cuando fue intendente en el distrito bonaerense de Morón. Su “Yo estoy aquí para hacer cumplir la ley” funciona como escudo contra la crítica. “Seguimos planteando algo que es obvio: la ley es la ley y es igual para todos. Puede gustarte o no, pero estés de acuerdo o no, tenés que cumplirla, porque así es como funciona un país democrático”, dijo el miércoles 14. Además, realizó una conferencia de prensa en su verdadero sentido y respondió todas las preguntas de los periodistas que asistieron, incluso las preguntas duras de algunos periodistas del Grupo Clarín. El formato fue excepcionalmente adecuado para un gobierno que no está acostumbrado a dialogar de manera abierta con la prensa.

La principal desventaja de Sabbatella es que no es un experto en medios. Y tampoco es un incondicional del kirchnerismo: su partido de centro izquierda, Nuevo Encuentro, desafió a Néstor Kirchner en las elecciones bonaerenses de mitad de período en 2009. Una elección que Kirchner perdió por poco ante el candidato de centro-derecha, Francisco De Narváez, y que fue la peor derrota electoral que los Kirchner han sufrido durante su década en el poder. Nuevo Encuentro es ahora parte de Unidos y Organizados, la superestructura política que funciona como paraguas para los partidarios del gobierno.

Con su designación al frente del AFSCA, la Presidenta le plantea a Sabbatella el desafío de completar la tarea que su administración alguna vez describió como “la madre de todas las batallas políticas”. Si lo logra, su futuro podría ser auspicioso en el mundo K, aunque todavía se desconoce qué futuro le deparará la próxima elección presidencial de 2015 al partido gobernante.

***

Por supuesto, el Grupo Clarín no compra nada del brillo de Sabbatella. Un día antes de la presentación de la AFSCA, el CEO Héctor Magnetto se reunió con sus gerentes en la ciudad de Mar del Plata durante un encuentro anual que tiene lugar desde mediados de la década de 1990, cuando Clarín se convirtió formalmente en un conglomerado. Magnetto dijo que recurría a toda su “decisión, fuerza e inteligencia” para defender "el capital simbólico y empresario” de la organización. “Nos tocó ser medios masivos e independientes en un régimen que no admite masividades ni independencias que no sean las propias.”, dijo el CEO. El lunes 19, el Grupo Clarín, que cotiza en las bolsas de Buenos Aires y Londres, publica sus resultados financieros para el tercer trimestre de 2012. Tal vez su informe no esté lleno de buenas noticias.

Marcelo J. García (@mjotagarcia) is a former Herald writer and coordinates the Communications Department at the Society for International Development (www.sidbaires.org.ar)

Traducción: Ximena Schinca.

Fuente: http://www.buenosairesherald.com/article/117084/adequate

Comentarios | Deje su comentario


Deje su comentario
Nombre
Email

Mensaje
Verificación
Escriba el codigo en el campo de la derecha
 
Buscar en el sitio  

Qué? Hacer para el Desarrollo
Año 2 - Número 2 - Primavera de 2012
Boletín de noticias  
Reciba en su correo las últimas
novedades de SID Baires.