Contáctenos |
 
Género y Diversidad
8 de marzo
Versión para imprimir
Un Día Internacional de la Mujer
07/03/2013 | ¡Qué poco es un solo día, hermanas! Qué poco, dijo Gioconda Belli al leer un poema y conmemorar otro día como el de hoy hace ya algunos años. Pero un día puede doler mucho. Puede cuando en la Argentina muere 1 mujer cada 40 horas. Cuando en nuestro país, 255 mujeres murieron en 2012 por el solo hecho de ser mujeres.

Puede cuando los principales victimarios fueron sus parejas o ex parejas. Cuando en este enero de 2013, la cantidad de femicidios aumentó, pese a los esfuerzos de muchas y de tantos, y una mujer fue asesinada cada 35 horas. Un día fue demasiado este febrero, cuando al día 19, otras 14 mujeres murieron víctimas de la misma violencia. (1)
Un día puede doler algo menos si el trabajo cotidiano, el compromiso de cada persona, reinventa esperanzas, garantiza derechos, reduce desigualdades, genera inclusión. Un día, cada día, puede dañar mucho menos, si la violencia contra la mujer se elimina, si las desigualdades entre mujeres y hombres se erradican, si la discriminación se sanciona, si la explotación sexual se suprime.
Un día no ha sido poco en Argentina, que hoy es uno de los países de la región que más ha avanzado en términos de legislación contra la trata, la violencia de género, el femicidio. Y un día es aún tan poco para que la implementación de esas leyes sea la más adecuada y cambie la vida de muchas, de tantas.
Un día ha sido aún menos para que el Congreso argentino debata el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos. Pero un día es demasiado cuando en la Argentina se realizan 500.000 abortos clandestinos por año y el aborto sigue siendo la principal causa de muerte materna en el país. Y un día deben ser 24 interminables horas cuando una mujer es sometida a la judicialización de un aborto totalmente legal, para interrumpir un embarazo resultado de una violación o que pone en riesgo su vida y la del embrión.
Un día puede, seguro que puede, ser mucho trabajo y poco salario. Puede, cuando aún hoy la jornada laboral femenina vale mucho menos que el día de trabajo masculino, cuando las mujeres acceden a empleos peor pagos y trabajan en condiciones más precarizadas. ¡Y qué poco vale un día laboral cuanto menos capacitación tiene la mujer! Entre quienes poseen estudios secundarios incompletos, las mujeres tienen un salario promedio mensual que es un 47% menor al de los varones. Cuando la mujer logró terminar el secundario, la brecha es del 32%, y si completa el nivel universitario la diferencia es del 29%. (2) En sólo un día, la brecha puede ser abismo si la mujer se dedica a las tareas domésticas, el cuidado de los niños y la asistencia a los adultos de la familia.
En este día y en todos, queremos más derechos. Queremos más igualdad, más inclusión. Esas son las flores del jardín del que nos expulsaron y en el que, como nos susurra Belli, amanece con pelo largo el día curvo de las mujeres.

1. Las cifras corresponden al informe realizado por el Observatorio de Femicidios en Argentina que dirige La Casa del Encuentro. Disponible en http://www.lacasadelencuentro.org/
2. Las cifras corresponden al informe del Centro de Estudios Mujeres y Trabajo de la Argentina (Cemyt)

Fotografía: Guillermo Puglia

Texto: Departamento de Género y Diversidad, SIDbaires


Comentarios | Deje su comentario


Deje su comentario
Nombre
Email

Mensaje
Verificación
Escriba el codigo en el campo de la derecha
 
Buscar en el sitio  

Qué? Hacer para el Desarrollo
Año 2 - Número 2 - Primavera de 2012
Boletín de noticias  
Reciba en su correo las últimas
novedades de SID Baires.