Contáctenos |
 
Estado y Asuntos Políticos
Por Guido Zack y Fernando Zack
Versión para imprimir
La austeridad en las recesiones ¿ideología, locura o torpeza?
26/05/2013 | Los autores se preguntan por qué Europa insiste con tropezar de nuevo con la misma piedra del ajuste - nafta al fuego de la recesión. El contraste con Estados Unidos y Japón.

El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra o loco es la persona que realiza dos veces lo mismo y espera obtener resultados diferentes. Ambas son frases trilladas pero no por ello (o tal vez por ello) resultan útiles para describir ciertos aspectos de la conducta humana. En estos casos, resistencia a aprender de experiencias pasadas y negación de la realidad.

Recientemente fueron publicadas las estadísticas de crecimiento de los países miembro de la Zona Euro. La región en su conjunto exhibió un decrecimiento de 0,2% en dicho período, alcanzando así la recesión más larga de su historia. De los países más grandes, solo Alemania se salva –y por muy poco- de estar en tal situación. En cambio, Francia mostró la cuarta caída en los últimos cinco trimestres, mientras que Italia y España están a un trimestre de cumplir dos años de continua contracción de sus respectivos PBI.

Esta mala noticia que nos llega desde el Viejo Continente dudosamente pueda sorprender a ninguno de sus líderes políticos ya que, a partir de 2010, decidieron revertir los estímulos fiscales utilizados para enfrentar la crisis de 2008, lo que evidenció ser antes de que el sector privado estuviera capacitado para liderar la demanda agregada. Asimismo, esta política fue fomentada por una temerosa autoridad monetaria, el Banco Central Europeo, que se ha negado a intervenir de forma activa comprando deuda pública, a menos que a cambio los países apliquen severas políticas de ajuste fiscal y recorte de gastos.

Si hay algo que caracteriza a los dirigentes que gobiernan en los países cuyas poblaciones más están sufriendo la crisis, es su ilustración e importante formación. Por lo tanto, cuesta creer que esperen ver florecer la producción, la demanda y el empleo, implementando las mismas políticas que fracasaron en sacar de la recesión tanto al mundo desarrollado en el pasado (el ejemplo más típico es la crisis de 1929), como al mundo en desarrollo (los ejemplos son innumerables, pero se puede mencionar a la Argentina de finales de siglo como uno de ellos).

La situación es aún más sorprendente ya que podrían apelar nuevamente al ejemplo argentino, esta vez no para observar lo que debe evitarse, sino para analizar cómo hizo nuestro país para salir de la peor de sus crisis e iniciar uno de sus períodos de más largo de crecimiento en toda su historia. Si bien es cierto que la salida del euro tiene costos políticos y económicos más importantes en relación a la salida de la convertibilidad, no es menos cierto que la Zona Euro –a diferencia de Argentina en aquella época- cuenta con un banco central que posee todas las herramientas necesarias para actuar e intervenir ante la crisis.

Pero no es necesario que “bajen la vista” hasta un país periférico como Argentina, ni que miren al pasado. Vamos a darles una alternativa. Pueden observar lo que están haciendo Japón y Estados Unidos. Ambos países mantienen políticas monetarias y fiscales expansivas y sus bancos centrales compran continuamente no solo deuda pública sino también privada.
En efecto, el Banco de Japón se propuso duplicar la base monetaria en un plazo de dos años y el gobierno anunció obras públicas por un monto de 130.000 millones de dólares. Los primeros resultados del plan son mejores a los esperados, pues el primer trimestre del presente año presentó un crecimiento desestacionalizado de 0,9%, escapando así de la recesión e incrementando todas las previsiones para los próximos períodos.

Estados Unidos viene implementando este tipo de políticas desde el inicio de la crisis. Los resultados saltan a la vista, ya que después de la caída inicial de finales de 2008 y principios de 2009, el gigante norteamericano no volvió a mostrar tasas de variación del PIB negativas y logró reducir la tasa de desempleo hasta el 7,7% de la PEA, luego de haber rozado el 10%. Pero un dato reciente ha sorprendido a los analistas: a pesar de los estímulos fiscales, el déficit del país no solo se redujo, sino que va a presentar valores menores a los esperados. Esto contrasta con la dificultad que tienen varios países europeos para mejorar sus cuentas fiscales por la vía del ajuste. Así se podría pensar que en ciertas circunstancias la forma más efectiva de mejorar el resultado fiscal no es a partir de políticas contractivas.

Es importante comprender que la expansión monetaria (en argentino… “darle a la maquinita”) que vienen implementando Japón y Estados Unidos con el argumento de reducir las tasas de interés y así fomentar la demanda privada, genera una ampliación de la oferta de Yenes y Dólares que reduce sus precios de mercado. En otras palabras, apelan a devaluaciones para hacer más competitiva su economía, beneficiándose no solo del mayor gasto interno, sino también de la demanda externa. Esto podría llevar a la denominada “guerra de divisas”, algo desde ya no deseado. Pero en caso de darse esta “batalla”, a diferencia de las guerras reales, quien no entra (hasta ahora el Banco Central Europeo) suele ser el que resulta más perjudicado.

En definitiva, los habitantes de países como España, Grecia, Portugal, Italia e incluso Francia se encuentran ante uno de dos grandes problemas: o sus gobernantes son negadores que tropiezan dos veces con la misma piedra e impermeables a las experiencias pasadas y presentes, o son cínicos e indiferentes ante las consecuencias sociales en términos de pobreza y desempleo de las políticas que implementan. Cualquiera de las dos opciones, presagia un mal desenlace para el Sur de Europa y un fuerte ajuste en el nivel de vida de sus habitantes.

Guido Zack es Investigador del Instituto de Estudios Latinoamericanos (IELAT) de la Universidad de Alcalá (UAH), España.
Fernando Zack es Director Ejecutivo de SIDbaires.


Comentarios | Deje su comentario


Deje su comentario
Nombre
Email

Mensaje
Verificación
Escriba el codigo en el campo de la derecha
 
Buscar en el sitio  

Qué? Hacer para el Desarrollo
Año 2 - Número 2 - Primavera de 2012
Boletín de noticias  
Reciba en su correo las últimas
novedades de SID Baires.