Contáctenos |
 
Política Macroeconómica
Diego Coatz, en Diario Bae
Versión para imprimir
Macro y micro: sintonías 2015
12/01/2015 | El año culminó con dos activos: el país no vivió en 2014 ninguna situación de crisis y, en segundo lugar, la tensión que se anticipaba para los últimos días de año se mantuvo contenida. Eso no implica que 2015 vaya a ser necesariamente un año de recuperación, pero tampoco que se tengan que vivir las tensiones cambiarias de los últimos 12 meses.

La película del año cierra con cierta pax cambiaria, pero no sin altibajos. La tensión de enero abrió dos carriles paralelos e interrelacionados. El primero, financiero: contener la pérdida de reservas, suturar la brecha cambiaria y evitar como sea posible otra devaluación. Con idas y vueltas se encontró la fórmula: subas de tasas, liquidación de activos, bonos link, renta financiera en dólares más elevada y, algo de controles que reprimen la demanda de la moneda estadounidense en el corto plazo.

Los resultados favorables en el andarivel financiero se dieron a costa de un menor nivel de actividad (y con ello de importaciones), caída del empleo y pérdida de poder adquisitivo de los salarios. La inflación se fue desacelerando desde enero producto de la estabilización del dólar oficial pero derivó también en menores ingresos. Eso impactó de lleno en la actividad, que cerrará con una caída del 2% (un poco menor según los datos oficiales) y del 3,5% para la actividad industrial.

Para un 2015 sin sobresaltos

El final de 2014 trajo consigo algunas nubes que se muestran amenazantes en el horizonte de 2015. A la situación global más complicada (las tensiones en Rusia, depreciación del real más estancamiento de Brasil, menor crecimiento en Europa, entre otros temas), se suman temas locales como la magra cosecha de dólares de la emisión de Bonar 2024 (sólo u$s287 MM de los potenciales u$s3.000 buscados). Estos factores agregan presión extra a la estrategia de “vivir con lo nuestro” (más algo prestado) en 2015.

En este contexto, ¿qué significa un 2015 sin sobresaltos? De continuar la política económica actual sería mantener la depreciación del tipo de cambio por debajo de la tasa de interés y la inflación (o acompañándola por detrás), una negociación paritaria que se haga sobre inflación proyectada y futura que permita algunos puntos de mejora del poder adquisitivo de forma de estimular a una alicaída actividad económica. Alinear esos planetas requiere de un horizonte financiero consistente producto de un mayor déficit externo esperado (cuenta corriente negativa si es que repunta levemente la actividad), de manera que no se fomenten expectativas de devaluación que desarticulen el manejo del tipo cambio -más aún si se tiene en cuenta la presión cambiaria adicional que ejerce la fortaleza del dólar a nivel global-.

Este esquema, además, no debe perder de vista las condiciones micro que enfrentan las industrias y cómo esta estrategia afectará la evolución de sus costos, principalmente en los sectores industriales exportadores y de las economías regionales.

Por ello, el destino de 2015 dependerá en gran medida de la capacidad del Gobierno para lograr que ingresen divisas o refinanciar los vencimientos previstos (que rondan los u$s14.000 millones). Y, en segunda instancia, la suerte de la economía argentina se juega en la implementación de políticas específicas para los sectores expuestos a la competencia internacional (tanto vía importaciones en el mercado interno como en los mercados externos), de tal forma que no se debilite aún más el mercado de trabajo. Articular la macro y el micro es la clave para garantizar una mejora en la economía real.

*Economista jefe –CEU-UIA Vicepresidente SIDbaires
Fuente: http://www.diariobae.com/notas/50958-macro-y-micro-sintonias-2015.html

Comentarios | Deje su comentario


Deje su comentario
Nombre
Email

Mensaje
Verificación
Escriba el codigo en el campo de la derecha
 
Buscar en el sitio  

Qué? Hacer para el Desarrollo
Año 2 - Número 2 - Primavera de 2012
Boletín de noticias  
Reciba en su correo las últimas
novedades de SID Baires.