Contáctenos |
 
Política Macroeconómica
Alejandro Fiorito, en BAE
Versión para imprimir
El único escollo para crecer es la restricción externa
12/01/2015 | Luego de la llegada al banco central de Alejandro Vanoli, se ha admitido en la práctica -luego de un buen tiempo queriendo hacer una imposible “eutanasia del rentista en un solo país”-, que es el diferencial de tasas de interés nominales el que gobierna la formación de activos externos y no la “cultura del dólar”.

La cuenta lógica que hacen los tenedores de excedentes en pesos es que la tasa de interés a recibir debe cubrir la evolución del tipo de cambio nominal esperado (que es su evolución pasada inmediata), más la variación del nivel de la tasa internacional y la variación del riesgo país. Así, el frente externo se puede mantener estable, siempre y cuando las devaluaciones reptantes no repitan lo sucedido en el 2013, cuando por goteo se devaluó un 40% eclosionando en la devaluación de enero.

Con ese frente del tipo de cambio paralelo controlado, el problema no es la inflación sino las perspectivas de crecimiento, que dependen ahora crucialmente del acceso al crédito externo. En efecto, aunque refinanciando los vencimientos de deuda que serán aproximadamente el 40% de las reservas del Central, (u$s12.000 millones) no se está hablando de que por cada punto de crecimiento del producto, las importaciones crecen 2.8 en Berretoni & Castresana, (2009) o 1.72 en Zack & Dalle (2014) en ambos casos, cifra que duplica a lo que crecen las exportaciones para igual crecimiento de nuestros países socios, vg. si se quiere crecer habrá que conseguir el financiamiento en divisas dado que las exportaciones no lo solucionan.

Con el estancamiento, aparecen otros tipos de problemas de “restricción” doméstica como el desempleo y el aumento de la pobreza en los sectores que no acceden a paritarias, subempleo, etc. Cualquier intento efectivo de recuperar el consumo, tendrá consecuencias sobre la única mercancía escasa de la economía: el dólar.

Aparentemente con el mero hecho de culminar la cláusula RUFO, la Argentina no queda inmune a cualquier otro juicio de acreedores que queden por debajo de los porcentajes pedidos por los fondos buitres, por lo que no es esperable una negociación sencilla para el Gobierno.

Pero aunque el negociar para acceder al financiamiento no obtenga bajas “tasas regionales” de interés en 2015, las condiciones actuales de restricción externa que limitan el crecimiento no van a desaparecer si no se accede vía cuenta de capital de aquí en más. El hacerlo, permitiría gestionar emprendimientos locales que generen las divisas de repago y así trazar un rumbo para el próximo gobierno, en pos de evitar el probable inicio de otro ciclo de endeudamiento no sustentable.

Así, daría lugar para impulsar proyectos que sustituyan importaciones en el corto plazo (ampliar petróleo convencional y nuclear) más otros de mediano plazo que “anclen” las intenciones de cambio de rumbo en el futuro inmediato, vg. litio, hidroenergía, minería y shale-oil como también mayor productividad en autopartes y producción de algunos bienes de capital (electrónica y automotriz). El gobierno posee el poder de condicionar al siguiente con medidas estructurales e institucionales que eviten en parte, la dinámica del “péndulo argentino” del que nos alertaba Marcelo Diamand. Y no crecer durante dos años tiene costos políticos.

*Profesor de UNLU y miembro de SIDbaires
Fuente: http://www.diariobae.com/notas/50695-el-unico-escollo-para-crecer-es-la-restriccion-externa.html

Comentarios | Deje su comentario


Deje su comentario
Nombre
Email

Mensaje
Verificación
Escriba el codigo en el campo de la derecha
 
Buscar en el sitio  

Qué? Hacer para el Desarrollo
Año 2 - Número 2 - Primavera de 2012
Boletín de noticias  
Reciba en su correo las últimas
novedades de SID Baires.